sábado, 30 de julio de 2011

EL VIAJE DE UNA GOTA DE AGUA (Cuento)

Blanca y Cristal eran dos gotas de agua. Que vivían en la misma nube junto a  otras miles de gotas.
·         ¿Truenos? Pregunto Blanca.
·         Amenaza tormenta -contestó su amiga.
·         Caeremos todas y desaparecerá esta nube.
·         Podemos ir para, cualquier parte y no volveremos a vemos nunca más.
Las dos gotas se abrazaron. Empezó a llover.
La nube gigantesca que las envolvía se convirtió en miles de gotas de agua. Notaron como la nube se deshacía a su alrededor.
·         ¡Adiós Blanca!
·         i Adiós Cristal!
Y se precipitaron hacia abajo, perdidas en la cortina de agua que caía. Cristal se sumergió en las aguas de un río junto a otras gotas. Transportada por la corriente, atravesaba valles y pueblos a gran velocidad. El río llegó al mar y Cristal se encontró rodeada de infinidad de nuevas gotas.
¡Qué inmenso, el mar! Miles, millones de gotas! - Exclamó.
Preguntó a unas gotas cercanas de donde venían.
·         Hemos caído directamente de las nubes, en forma de lluvia.
Cesó de llover y llegaron días de sol. Con el calor Cristal se sentía cada vez más ligera, pesaba menos, casi flotaba.
El sol siguió calentando el agua del mar. Las gotas de la superficie comenzaron a elevarse, a subir hacia el cielo.
¿Hacia dónde vamos esta vez? -Se preguntaba Cristal. Las pequeñísimas gotas de agua de mar calentadas por el sol se encontraban ahora juntas, suspendidas en el aire, formando una pequeña nube de color blanquecino.
¡Blanca!
i Que sorpresa tuvo Cristal al encontrar de nuevo, entre otros cientos de gotas, a su amiga! !Cuántas aventuras tenían que contarse!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada